Select Page

Disminución de su Riesgo de Infección

Inglés

La infección es un problema difícil que afecta a una de cada 100 personas luego de una cirugía de reemplazo de articulaciones. Si sus articulaciones se infectan luego de la cirugía, por lo general significa que será necesaria una nueva cirugía para tratar la infección. También significa que los resultados no serán tan buenos como debieran.

Su salud en general es muy importante para prevenir una infección. Las investigaciones demuestran que cualquier problema de salud mejorado antes de la cirugía podría disminuir el riesgo de infección quirúrgica. Los tres problemas más comunes que incrementan el riesgo de infección son la obesidad, el consumo de tabaco y la diabetes

Printer Friendly

Click to print a copy of this article.
En Español

Obesidad o sobrepeso

Obesidad significa que una persona posee un peso corporal que es mayor al normal, sobre la base de la altura. Los médicos lo definen a través de la medición del índice de masa corporal (IMC). Este toma su peso y su altura y genera un número que le indica si usted posee un peso saludable o un peso superior al normal. Usted puede utilizar una calculadora en línea como la proporcionada por la Asociación Americana de la Diabetes para ver cuál es su IMC y dónde se ubica en ésta escala.

El sobrepeso o la obesidad es una preocupación para una cirugía de reemplazo de articulaciones exitosa. Las investigaciones sobre reemplazo de articulaciones en personas obesas han encontrado un incremento en el riesgo de tener problemas luego de la cirugía. Si usted es obeso, la decisión de continuar con la cirugía deben tomarla usted y su cirujano.

Por lo general existen otros problemas médicos que acompañan la obesidad, como una enfermedad cardíaca, diabetes mellitus y una mala nutrición. Estos otros problemas médicos lo ubican en un riesgo más alto de tener un problema luego de la cirugía. Su cirujano podría no recomendar la cirugía basado en su peso y su estado de salud.

Si su cirujano establece que usted debería perder peso antes de someterse a la cirugía, existen opciones tales como la de trabajar con un nutricionista o con su médico de cabecera o someterse a una cirugía de pérdida de peso.

 

Uso y consumo de tabaco

El Tabaco lo pone en peligro de tener problemas luego de un reemplazo de articulaciones. Ello incluye coágulos sanguíneos, infección y mala cicatrización de heridas. La nicotina es el principal químico adictivo en el tabaco y provoca que los vasos sanguíneos se estrechen. Ello significa que llega menos sangre a su reemplazo de articulaciones e incrementa las posibilidades de que se infecte su reemplazo de articulaciones.

Su cirujano podría exigirle que deje el consume del tabaco y todo lo relacionado con la nicotina, antes de la cirugía. Se recomienda dejar todos estos productos al menos 4 a 6 semanas previas a la cirugía. Su proveedor de cabecera y cirujano con frecuencia pueden proporcionar recursos tales como recetas de medicamentos y programas para dejar de fumar, para detener este hábito dañino.

Para mayor información acerca de los beneficios de dejar el tabaco, siga este enlace: https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/tobacco/cessation-fact-sheet#q1

Diabetes Mellitus

Esta es una enfermedad en la que el cuerpo no puede controlar por sí solo el azúcar en sangre. Existen diferentes formas de controlar la diabetes, tales como una dieta, medicamentos o inyecciones de insulina.

Si usted padece diabetes mellitus es muy importante que su azúcar en sangre esté bien controlada par la cirugía. Una vez que los niveles de azúcar en sangre alcancen con frecuencia los 180 mg/dL o más, se descontrola y existe un mayor riesgo de tener un problema con la cirugía de cadera o rodilla.

El corazón, los pulmones, el tracto digestivo, riñones, piel, nervios y el sistema inmune se dañan con la diabetes descontrolada. Ello puede ser un gran problema para su salud en general y también incrementa su riesgo de infección luego de la cirugía de reemplazo de articulaciones.

Su cirujano podría recomendarle el retraso de la cirugía si sus niveles de azúcar en sangre no están bien controlados. Sus niveles de azúcar en sangre deberían ser sometidos a un mayor control antes de la cirugía y a un control estricto mientras su cuerpo se cura, luego de la cirugía.

Existe una prueba llamada hemoglobina A1C (HbA1c) que le permite ver cuán bien se encuentra a través del control de sus azúcares en sangre. Usted puede ingresar los resultados de la glucosa en sangre en la calculadora de la Asociación Americana por la Diabetes para ver si tiene un buen control.

No podemos poner un número exacto en su riesgo de infección personal con la cirugía de reemplazo de articulaciones. Puede ser de bajo, medio o alto riesgo de infección, teniendo en cuenta su estado de salud. Es importante que discuta sus problemas de salud con su cirujano y que trabaje con su equipo del cuidado de la salud para mejorar su salud y disminuir el riesgo de infección antes de la cirugía.

Cuanto mejor sea su condición médica y mental, mayores serán las posibilidades de resultado exitoso. La cirugía es un abordaje de equipo y usted es una parte muy importante del mismo.

Close Bitnami banner
Bitnami